«Pacman» está de regreso

Redacción

Las Vegas.- El filipino Manny Pacquiao regresó al ring en plan de amo y señor para liquidar cuentas con el estadounidense Tim Bradley, a quien le quitó el invicto y recuperó el cetro Welter de la OMB que le habían robado en junio de 2012.

Pacquiao volvió y ahora sí no dejó dudas. Doblegó en las tres tarjetas de los jueces a Bradley por doble 116-112 y un 118-110, lo que le permitió volver a la senda del triunfo aquel espectacular nocaut que le impuso Juan Manuel Márquez en diciembre de 2012.

Con este aire de triunfo, Pacquiao buscará la revancha, como ya lo había adelantado su staff, contra el mexicano.

El tagalo mejoró a 56-5-2, 38 KO’s y Bradley se quedó con 31-1 y 12 nocauts, tras su choque de este sábado en el MGM Grand de Las Vegas.

Llena de emoción resultadó la pelea ante una Arena Garden del MGM llena hasta las lámparas en la que tomó de arranque Bradley la iniciativa, pero poco a poco se fue metiendo en el estilo de Manny, quien tranquilo evitaba caer en la invitación del estadounidense de ir por él en busca del contragolpe.

Bradley logró lastimar a Pacquiao en el cuarto asalto con una buena derecha, pero luego el ídolo filipino supo hacer los ajustes necesarios,
siguió al pie de la línia su estrategia y metió su mano izquierda fuerte al rostro del aún Campeón del Mundo.

Bradley se dejó llegar al filipino. Primero trató de hacer lucir su defensa pero los espacios sin tirar golpes eran cada vez más amplios, lo que le
permitió al ‘Pacman’ ganar en confianza e ir sumando puntos en las tarjetas de los jueces con algunas buenas combinaciones.

Ya para la parte final de la pelea, Bradley pareció cansado, trató de contragolpear a Pacquiao que siguió ganando round a round sin preocuparse
por noquear y perder la compostura.

Al final salió Bradley en busca del nocaut pero no fue capaz de conectar ni un solo golpe al tagalo, que se dedicó a hacer puntos, conectar y convencer a los jueces.

En otros resultados, el sinaloense Ray Beltrán se convirtió en Campeón Ligero de la NABO al derrotar por decisión unánime a Arash Usmanee, de Afganistán, tras 12 asaltos de dominio total.

Las tarjetas fueron de 117-111, 117-111 y 118-110 para el de Los Mochis.

En otra reyerta, el mexicoestadounidense Jessie Vargas derrotó a Khabib Allakhverdiev por decisión unánime para hacerse del cetro Superligero Interino de la AMB tras una pelea pareja en la que la velocidad y boxeo de
Vargas pesó entre los jueces, aunque se escucharon algunas protestas entre
el respetable.

En el evento de arranque, el sinaloense José Félix no pudo dar la campanada y cayó ante el costarricense Bryan Vásquez, quien se quedó con el fajín Superpluma Interino de la AMB, también por decisión unánime.