Paralizan aeropuertos alemanes huelga de Lufthansa

Notimex

Berlín.- La huelga de pilotos de la alemana Lufthansa paraliza desde la pasada medianoche varios aeropuertos de Alemania por la cancelación vuelos, pero sin caos pues la mayoría de pasajeros fue informada con anterioridad.

En las terminales de Frankfurt y Munich apenas se veía personal de la línea, cuyo paro afecta a unos 425 mil pasajeros, quienes recibieron opciones, aseveró un vocero de la empresa.

También fueron suspendidos la mayoría de los vuelos de carga de la filial Lufthansa Cargo, mientras la empresa estima que esta huelga traerá pérdidas por decenas de millones de euros.

El movimiento de tres días de duración, hasta el próximo viernes, afectará a unos tres mil 800 vuelos, y sólo habrá unas 500 conexiones con filiales ajenas al movimiento.

La filial Germanwings suspendió más de la mitad de sus mil 332 operaciones, mientras Eurowings opera de manera normal.

Los aeropuertos de Munich y Frankfurt, los de mayor movimiento del país, se prepararon para que viajeros sin visa Schengen, que les permita moverse libremente por el espacio europeo, recibieran apoyo con colchones plegables, refrigerios y bebidas, dijo un portavoz del aeropuerto de Frankfurt.

Ni la aerolínea ni el sindicato de pilotos VC esperan una solución rápida al conflicto. La portavoz de Lufthansa, Barabara Schädler, reiteró esta mañana la disposición a conversar. “Creemos que hemos presentado una oferta que se puede tomar como base para las negociaciones”.

Los pilotos la rechazan al considerar que la aerolínea no ha hecho ninguna oferta razonable. “Hacia afuera Lufthansa se muestra abierta a negociar”, pero la oferta sigue siendo la misma. “Lufthansa es claramente para nosotros un lobo en piel de cordero”, dijo el portavoz del sindicato, Markus Wahl.

Confirmó que no habrá un nuevo movimiento sino hasta después de Semana Santa. “Pero naturalmente si Lufthansa nos obliga a una nueva paralización, tendremos que hacerlo”, precisó.

Cinco mil 500 capitanes y copilotos pararon sus labores a media noche de este martes en protesta por la cancelación unilateral de las jubilaciones tempranas que permitían el retiro anticipado de los pilotos a los 55 años de edad con 60 por ciento de su sueldo.

Esos retiros se justifican por agotamiento físico o mental, y el sindicato considera que un piloto debe ser capaz de decidir cuándo ya no puede trabajar más.

Lufthansa permitía hasta finales de 2013 ese tipo de jubilación con dos condiciones: que el piloto tuviera edad mínima de 55 años y que la edad promedio de quienes se acogieran a la medida fuera de 58 años.

De hecho esa media se había ubicado en 58.9 años de edad, pese a que las leyes internacionales consideran que un piloto puede trabajar hasta los 65 si está en buenas condiciones de salud. La edad de jubilación en Lufthansa era de 60 años hasta una sentencia del tribunal europeo de 2011.

Ahora la aerolínea quiere elevar la edad mínima de jubilación anticipada a los 60, y para ello propuso un modelo paulatino que afecta sobre todo a los pilotos más jóvenes, a los que también quiere obligar financieramente a contribuir a su posible jubilación anticipada.

El sindicato pide una edad media de jubilación global de los pilotos a los 63 años, y exigen alza salarial de 10 por ciento sobre el sueldo promedio de 124 mil euros anuales brutos hasta la jubilación.

Lufthansa ha ofrecido un pago único durante cinco años y dos aumentos paulatinos de 5.16 por ciento en total.

El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, llamó a las partes a un rápido acuerdo, pues cada día que pasa se limita la movilidad de cientos de miles de personas.