Paternalismo vs. Inseguridad

 

Por Daniel Butruille / Integrante de Ciudadanos Contra la Corrupción

El Gobernador Jaime Rodríguez Calderón está imitando al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin soluciones para la inseguridad aterradora que prevalece en el estado de Nuevo León, no le queda de otra que echarle la culpa a los ciudadanos. Al igual que AMLO, recurre a un paternalismo fuera de lugar, delegando la solución de su incapacidad a los padres de familia, o como lo hace AMLO a las mamás y a las abuelitas.

Paternalismo es la tendencia a aplicar las normas de autoridad o protección tradicionalmente asignadas al padre de familia a otros ámbitos de relaciones sociales tales como la política y el mundo laboral.

El paternalismo es el último refugio de los gobernantes rebasados por eventos que no pueden ni saben cómo dominar para echar culpas, implorar ayuda y finalmente transmitir el mensaje que el problema no es de ellos, sino de todos los demás. “Fuchi, guácala” son los términos de una demostración de impotencia que finalmente intentan compartir con los padres de familia y las abuelitas.

No deja de ser preocupante que quienes hemos escogidos para gobernarnos, tengan que demostrar su impotencia para cumplir con su responsabilidad, tras expresiones de tal naturaleza. La seguridad pública está por la calle de la amargura en todo el país. Ni las reuniones matutinas del presidente y su gabinete de seguridad, ni las “estrategias” del Bronco y de Aldo Fasci son capaces de detener un fenómeno que los rebasa.

Tenemos gobiernos fallidos, como lo demostró el episodio de Culiacán y como lo demuestran cada día “El Bronco”, Aldo Fasci y Manuel González que ya no pueden maquilar las cifras para disimular su fracaso. Ahora, no les queda de otra que de echar la culpa a otros para dar la impresión que ellos no son los únicos responsables del desastre en el cual se está hundiendo México y muchos de los estados de la Federación.

¿Será el paternalismo gubernamental un antídoto contra la violencia de los narcos, los chantajes de las extorsiones y la insolencia de los factureros? ¡Guácala!

Contacto: butruilled@hotmail.com