Piden reconsiderar posición en Acuerdo de París

 

Por Notimex

Roma.- Un llamado para que Estados Unidos reconsidere su posición sobre el Acuerdo de París contra el cambio climático fue hecho hoy por el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, al inaugurar en Roma la cumbre internacional “Agua y Clima. Encuentro de los Grandes Ríos del Mundo”.

“Compartimos una responsabilidad común si queremos enfrentar problemas de alcance global como el cambio climático y esa responsabilidad se traduce en la defensa y puesta en práctica de los acuerdos sobre el clima de París”, dijo el jefe de gobierno italiano.

Durante la ceremonia de apertura de la cumbre en el Capitolio, la sede de la alcaldía romana, insisitió en que los Acuerdos de París son “muy importantes”.

“No hay que dar marcha atrás y esperamos también que nuestros amigos estadounidenses regresen sobre sus pasos”, declaró Gentiloni en relación a la decisión del Presidente estadounidense Donald Trump de retirarse del Acuerdo de París contra el cambio climático.

En tanto, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundidos en la cumbre revelaron que el 90 por ciento de los desastres naturales está relacionado con el agua y que en 2030 el número de personas afectadas por inundaciones será tres veces superior al actual.

Durante los trabajos fue subrayado que el agua es la primera víctima del desorden climático y que los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evolución del Clima (GIEC) están de acuerdo sobre el hecho de que el cambio en materia climática tiene fuerte impacto en la disponibilidad de agua.

Según las previsiones del departamento de Agua Mundial de la ONU, el crecimiento de la población del planeta y de la necesidad de bienes y servicios favorecerán un fuerte aumento de la demanda de agua, cuya disponibilidad en 2030 podría caer en un 40 por ciento, a menos que no se mejore su manejo y uso.

Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estimó que más de 250 millones de personas emigrarán de aquí al año 2050 a causa de condiciones meteorológicas extremas, reducción de las reservas de agua y degradación de las tierras agrícolas.

La cumbre de tres días en Roma se centrará en la necesidad de una acción rápida para financiar proyectos destinados a mejorar el conocimiento, la gobernanza, la participación pública y tomar medidas inmediatas para la adaptación del agua al cambio climático.

En la reunión participan más de 100 representantes de organismos internacionales, representantes de empresas y de instituciones como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, además de investigadores y representantes de asociaciones.

Hay igualmente 47 delegaciones de grandes lagos y ríos representativos de todos los continentes.

La cumbre finalizará el miércoles próximo con la firma de la Carta de Roma, en la que se establecerán las prácticas comunes en el manejo de todos los ríos del planeta.

“La Carta de Roma será uno de los puntos fundamentales que llevaremos en noviembre a Bonn, donde se tendrá la COP 23 (vigesimotercera conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático)”, dijo Gentiloni.