Pisan talones a “La Tuta”

Redacción

México.- La Comisión Nacional de Seguridad confirmó la detención por parte de fuerzas federales, de seis presuntos sicarios, quienes dijeron trabajar para Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, líder de “Los Caballeros Templarios” de Michoacán.

Los agentes federales también decomisaron armamento y vehículos durante el operativo desplegado en un poblado michoacano.

Tras un operativo en el municipio de Parácuaro, en Michoacán, elementos de élite de la Policía Federal (PF) lograron detectar la ubicación del líder de los Templarios, sin embargo éste se dio a la fuga, pero se logró la captura de seis integrantes de su grupo de escoltas.

El operativo se realizó en la comunidad de El Cablote, en Parácuaro, el miércoles por la noche, donde el grupo de élite de la PF ubicó a varias personas armadas, entre las que estaría “La Tuta”.

En la acción se logró la captura de Antonio Castañeda Cruz, de 28 años de edad, quien fue identificado como el jefe de escoltas de La Tuta, así como a cinco hombres más quienes integraban parte de la seguridad del líder de Los Caballeros Templarios.

Los otros sujetos fueron identificados como Gustavo H., de 44años; José C., de 49; Víctor Manuel H., de 35 y José Luis A. de 21 años de edad; quienes portaban rifles de asalto tipo AK-47 y R-15, así como granadas de fragmentación y dos vehículos de lujo modelo reciente.

Los sujetos declararon pertenecer al primer círculo de seguridad de La Tuta.

De maestro a criminal

“La Tuta” era maestro normalista y agricultor; en el 2001 inició su carrera delictiva. Gómez Martínez figuró en los reportes del gobierno cuando asumió el control de “La Familia Michoacana” con Enrique “Kike” Plancarte, luego de que Nazario Moreno, “El Chayo”, fue considerado muerto en 2010.

De acuerdo con la PGR, en enero de 2011 Jesús Méndez Vargas, “El Chango” Méndez, quiso tener el control de “La Familia”; tuvo desacuerdos con “Kike” Plancarte y “La Tuta”, lo que provocó la ruptura entre los narcos.

Mediante pancartas, “La Tuta” y “Kike” dieron a conocer en marzo de 2011 la organización denominada “Los Caballeros Templarios” y anunciaron una guerra contra “El Chango” Méndez, quien se quedó al frente de “La Familia”.

En mayo de 2011 se suscitaron como consecuencia diversos enfrentamientos en Michoacán, entre “La Familia” y “Los Templarios”.

En un enfrentamiento, fuerzas federales mataron a Nazario Moreno, “El Chayo”, y a Enrique “Kike” Plancarte, principales líderes de “Los Templarios”, por lo que “La Tuta” quedó a cargo de la organización delictiva.