Protestan estudiantes contra Trump en Washington

Por Notimex

Miami.- Un grupo de 40 niños y jóvenes entre 8 y 18 años suspendieron desde hoy su semana de vacaciones escolares de “Spring Break” para viajar a Washinton D.C. a protestar contra la política antiinmigrante del presidente de Donald Trump.

Arropados por organizaciones como “WeCount!”, los hijos de inmigrantes partieron después del mediodía en un autobús como parte de la caravana “We Belong Togheter” (Nos mantenemos unidos) que hará paradas de apoyo en Georgia y Carolina del Norte antes de llegar a un mítin el jueves a las 13:00 horas frente a la Casa Blanca.

Jasmine de 10 años, nacida en Estados Unidos de padres mexicanos, dijo que quieren enviarle un mensaje al presidente Donald Trump de que no es correcto lo que está haciendo de separar a las familias y a los niños de sus padres con las deportaciones.

“Me gustaría que cambiara esto porque mi papá sí está un poquito en peligro”, dijo a Notimex la menor cuyo padre es indocumentado, mientras que su madre es beneficiaria del programa de Acción Diferida conocida como DACA.

El gobierno de Donald Trump ha dictado fuertes medidas migratorias que hacen casi inevitable la deportación de indocumentados, ha ordenado rescindir la ayuda federal a las ciudades “santuarios” cuyas policías no cooperen con las autoridades migratorias y busca la construcción de un muro en la frontera con México.

Leah de 11 años, cuyos padres son nicaragüenses indocumentados, señaló que no quiere descansar en vacaciones.

“Yo no quiero descansar, yo quiero pelear por mi familia porque ellos me quieren mucho y yo creo que ahora yo puedo protegerlos”, afirmó la pequeña que derramó lágrimas momentos antes de abordar el autobús al despedirse de su padre.

“Quiero pedirle al presidente Trump que pare de discriminarnos, que ayude a mantener a las familias juntas y demostrarle que juntos somos inquebrantables”, afirmó por su parte Angélica, cuyo padre guatemalteco fue deportado hace cinco años y ahora sólo vive con su madre.

Liza Marie, activista de We Belong Togheter, dijo que estos niños han preferido ir a Washington D.C. a defender los derechos de sus padres porque saben que es lo más importante y que están concientes de que “las comunidades necesitan permanecer unidas”.

Antes de partir, el grupo organizó una conferencia de prensa frente al edificio de la alcaldía del condado Miami-Dade donde entregó una boleta de calificaciones al alcalde Carlos Giménez en el que lo “reprobaron” junto a otros nueve comisionados que aprobaron cooperar con las autoridades migratorias para deportar a inmigrantes indocumentados.

La caravana hará paradas en Atlanta (Georgia) y Raleigh ( Carolina del Norte) para el 13 de abril llegar a la capital estadunidense y unirse con cientos de niños, jóvenes y simpatizantes de ahí, de Nueva York, New Jersey, Maryland, Virginia, Carolina del Norte y Colorado para un mitin frente de la Casa Blanca.