¿Qué comunicas sin hablar?

Hablar no significa comunicar y aún cuando estamos callados, nuestro cuerpo habla por sí solo.

Nuestras manos, nuestros gestos y posturas dicen más de nosotros que nuestras propias palabras y por eso, es más que importante tener mayor control sobre ellos, así como aprender su significado y de esa forma, también lograr leer a los demás para comprenderlos y escucharlos más allá de lo que nos dicen verbalmente.

El 85% de nuestra comunicación se percibe sin hablar. Nuestra imagen y nuestras relaciones pueden verse afectados positiva o negativamente por el uso inadecuado de nuestro lenguaje no verbal. Antes de decir mucho gusto, ya fuimos evaluados por quien acaba de conocernos y así, es como comenzamos a comunicar y proyectar quiénes somos verdaderamente.

Piensa ¿Cuántas veces has dejado de acercarte a alguien porque “no te inspira”? Esto puede haber sido en el ámbito social o laboral. Nadie busca acercarse a aquellas personas que, con su postura denotan una actitud negativa o cerrada.

Al asistir a una entrevista de trabajo o a cualquier cita, nuestras palabras sólo podrán ser respaldadas por nuestras actitudes corporales. Nuestro lenguaje no verbal muestra la congruencia o incongruencia en lo que pensamos, sentimos y expresamos.

A continuación te comparto el significado de algunos de estos gestos que podrían impedirte proyectar seguridad, entusiasmo o que la gente se acerque a tu vida. Si buscas amigos, una pareja, mejores relaciones, o simplemente quieres transmitir congruencia, te recomiendo que lo tomes en cuenta

He aquí el significado de algunas posturas o gestos:

– Mano en la mejilla: Señal de aburrimiento o de estar pensando, en especial cuando se tiene la mirada hacia arriba.

– Brazos cruzados: Indican, inconformismo, indiferencia o cerrado a negociar o a llegar a un acuerdo.

– Arrastrar los pies: Indican flojera, tristeza, desgana, actitud negativa.

– Manos en los bolsillos del saco o pantalón: Timidez, indiferencia, con poca iniciativa.

– Caminar con la mirada hacia el piso: Tristeza, inseguridad, baja autoestima.

– Morderse las uñas o frotar las manos: Nerviosismo

– Morderse los labios: Incertidumbre.

– Ocultar las manos: Señal de inseguridad o de ocultar información

Por otro lado, las actitudes no verbales más recomendables para mostrar seguridad y empatía con los otros son:

– Mantener contacto visual al comunicarnos, caminar erguidos con la vista al frente, sonreír, tener nuestras manos a los lados. Esto, nos ayudará, a mejorar nuestra comunicación con quienes nos rodean.Si somos capaces de leer en los demás actitudes de indiferencia o timidez, tratemos también de generar en ellos confianza e invitarlos a ganar seguridad, pues de esta forma generaremos un clima más cordial a nuestro alrededor.

Te invito a hacer un análisis de tu lenguaje no verbal, a fin de que logres mostrar una más imagen segura y positiva. Ten por seguro que los resultados en tus relaciones personales y profesionales serán mucho mejores.

Finalmente, recuerda siempre que el proyectar una excelente imagen, depende también de nuestra comunicación y esta, abarca nuestro lenguaje no verbal.