Recomiendan reubicar estaciones de monitoreo ambiental

 

Por Joana Casillas

Monterrey.- La Secretaría de Desarrollo Sustentable y el Centro Mario Molina presentaron los avances en el estudio que se realizó de la calidad del aire en el área metropolitana de Monterrey.

El doctor Antonio Mediavilla Sahagún, coordinador de Proyectos de Calidad del Aire, dio a conocer los resultados del estudio que se realizó en 2018 en donde se determinó que las estaciones de monitoreo ambiental, se han visto afectadas por el crecimiento urbano por lo que deben ser reubicados para tener mediciones adecuadas de la calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey.

Por lo que se hará un análisis de las estaciones para determinar donde deben estar ubicadas, que deben medir para maximizar su efectividad y sus resultados.

En el estudio también se analizaron las contaminantes, velocidad de los vientos, en que zonas de la ciudad se encontraban y en que concentraciones, de donde venían y hacia donde se dirigían, lo que generó un panorama de la situación actual en Nuevo León.

Se determinó que en el estado se identifican como principales contribuyentes de partículas PM 2.5, las más dañinas, el transporte en especial el uso de los combustibles pesados, ya que contiene grandes cantidades de azufre.

Se detalló que en la zona metropolitana de Monterrey la concentración de las partículas PM 2.5 no es tan extrema, sin embargo hay que determinar qué contienen dichas partículas y de donde vienen.

Mediavilla Sahagún dijo que se tiene la sospecha que hay un uso de combustible pesado más allá de lo regular, mezclas de distintos que no tienen un standar, lo que se determinará a través de un análisis químico.

Derivado de estos resultados emitieron recomendaciones para el Gobierno así como para empresas y ciudadanos, entre ellas implementar tecnologías vehiculares como convertidos catalíticos o convertidores oxidativos mientras que en el tema industrial realizar un pacto industrial en donde las empresas optimicen el uso de transporte, de insumos y un mayor control de los desechos.