Reconocen restricción del CISEC en ex escolta

Por Nohelia Núñez.

Monterrey.- Al mostrar oficios y certificados de evaluación de control de confianza de Antonio González Abad, alias “El Mocho”, ex escolta de la alcaldesa de Monterrey con licencia Margarita Arellanes y acusado de ser líder de la banda ligada al Cártel de los Zetas dedicada al plagio, homicidio, delitos contra la salud, extorsión y robo de autos en Zapopan, Jalisco, el secretario de Seguridad Pública de Monterrey reconoció que hubo una restricción por parte de CISEC que revelaba que este tenía tendencias delictivas.

José Guadalupe Ávila Gil expuso que aunque nada indicaba que González Abad fuera un criminal, en su certificado de control de confianza del 2012, fue aprobado con restricciones por reflejarse en los resultados tener riesgos potencial a su vinculación con el crimen organizado, implicación en delitos graves, además de contar con hábitos nocivos.

No obstante, dijo que en dicho certificado se tuvo la recomendación de tenerlo bajo vigilancia y realizarle pruebas toxicológicas.

Por su parte, la encargada del despacho de la alcaldía, Paola Mata exigió al Gobierno del Estado no otorgar certificados de confianza parciales.

Ávila Gil reveló que González Abad fue dado de baja de la corporación el pasado 23 de diciembre del 2014, por haberse ausentado desde el día 18 de ese mes a sus labores.

Indicó que hasta el momento en la corporación regia se han dado de baja a 140 elementos por no aprobar las pruebas de control de confianza, 54 por faltas administrativas, 46 por faltas operativas y 262 han sido suspendidos por diversas causas.

Informan de recepción de porte de arma.

Como dato nuevo y relevante denunció el secretario del Ayuntamiento de Monterrey, Jesús Hurtado que hace tres semanas, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado apenas otorgó el porte de arma a Antonio González Abad, alias “El Mocho”, ex escolta de la alcaldesa de Monterrey con licencia Margarita Arellanes y acusado de crimen organizado, es decir, ya cuando se encontraba prófugo de la justicia.

Hurtado mostró supuestos certificados de cursos, porte de arma y otros documentos del expediente de González Abad, como la acreditación de 2013, de una evaluación de destreza en el manejo de armamento, además de una constancia de un curso en el mismo año, llamado “de protección a funcionarios en zonas de alto riesgo”,  organizado por la Academia de Seguridad Policíaca Pública del Noreste.