Redes Sociales y Justicia Penal I

Por Magistrado Ángel Mario García Guerra

Las redes sociales han venido a revolucionar las comunicaciones en nuestro país y en el mundo entero, y este cambio representa un importante reto para la justicia penal.

A través de las redes sociales, se evidencian los actos de abusos de una persona, se publican vídeos que se hacen virales y se pone en evidencia a quienes cometen actos de “gandallismo”, apodándolos “Lord” o “Lady”, según se trate de un hombre o una mujer.

Empresarios, deportistas, políticos, etc. emiten comunicados por estos medios, por ser más rápidos, eficientes y llegar a un mayor número de personas.

Sin embargo, las redes sociales también representan un riesgo importante para lograr una real y verdadera impartición de justicia penal.

El derecho penal tiene 3 objetivos principales, el primero de ellos se le conoce como “prevención”, es decir, que las personas, al momento de pensar en la posibilidad de cometer un delito, desistan de su intención por el temor de recibir un castigo, que generalmente se relaciona con la prisión; segundo, “castigar a los delincuentes”, que se traduce en la facultad del estado de sancionar a las personas que no respetan el orden social; tercero “reinserción social”, esto es, atender de manera integral a los que han cometido un delito, para poder reinsertarlos como miembros productivos de la sociedad.

Ahora bien, es importante también tener claro que a quien le corresponde la investigación de los delitos y acusar a los delincuentes, es al Ministerio Público y quien determina si una persona es inocente o culpable, es el Juez Penal.

Y es precisamente a estos dos servidores públicos a quienes puede influenciar de manera negativa el “juzgamiento social” hecho a través de las redes.

https://www.facebook.com/angel.m.garciaguerra

Ángel Mario García Guerra
Maestro de FACDYC y Magistrado del Tribunal Superior de Justicia