Representa riesgo cableado en el área metropolitana

Por Luis Martínez

Monterrey.- El cableado eléctrico caído en el sector urbano puede desencadenar en situaciones muy peligrosas, tal como ocurrió en Monterrey el año pasado, donde un niño y un hombre de 50 años perdieron la vida luego de ser alcanzados por un cable recién soltado en la colonia Vidriera.

En condiciones normales, un cable de electricidad debe estar ubicado cerca de cinco metros de altura del piso, con alrededor de 40 metros entre cada poste de luz, de acuerdo con Héctor Salinas Cerda, Secretario de Servicios Públicos del municipio, quien habló para Dominio Noticias.

“La norma marca como 4.70 metros como mínimo de altura de estos cables a nivel de piso y la distancia entre uno y otro, bueno, es relativa a la ubicación en la que se encuentren pero estamos hablando de alrededor de 40 metros”

Sin embargo, declaró no estar seguro si esta norma aplica a nivel Estado, no obstante, reconoció que en la capital ha habido problemática constante sobre cableado suelto, a la par de indicar, que se han retirado 203 mil metros de cables en 2019, y 250 mil en 2020.

El funcionario reconoció que el acumulado de cables en un problema visual, pero que no es un riesgo las grandes cantidades que se juntan en puntos determinados en temas de energía, aunque sí a nivel de suelo si llega a haber un desprendimiento.

En tanto, aclaró que los postes de luz son en su mayoría dañados por accidentes viales, con más de 250 reportes en lo que va del año.

Hay que destacar que en el municipio de San Pedro, se inició un proyecto renovación sobre la Calzada del Valle y la Calzada San Pedro, que consistió en retirar los postes de cableado de luz y telefonías, para instalarlos por debajo de la tierra, en donde los trabajos iniciaron el año pasado y terminaron este 2021 con una inversión de 500 mil millones de pesos en las obras.