Rescata Profepa seis ejemplares de vida silvestre

 

 

Por Andrea Martínez

Monterrey.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), rescató en la última semana a seis ejemplares de vida silvestre en diversos municipios de Nuevo León.

Mediante un comunicado, la delegación en la entidad señaló que en coordinación con diversas instituciones se logró el aseguramiento de un cocodrilo de pantano, un tucán real, un pelicano café, una lechuza de campanario, una aguililla de Swainson y una aguililla cola roja.

En el escrito se detalla que el reptil fue rescatado en coordinación con Protección Civil del municipio de Cadereyta; el animal se encontraba en una alberca abandonada de una quinta y medía 1.50 metros.

Tras su valoración médica el cocodrilo fue trasladado al Parque Zoológico La Pastora quedando bajo el resguardo y responsabilidad del sitio.

El tucán real fue localizado por personal de la Universidad Vasconcelos Calderón en Santa Catarina y de según inspectores de la PROFEPA, el ave se encontraba en malas condiciones de salud por lo que fue llevado a la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) Loroventura ubicada en el Parque Fundidora.

Mientras que el pelicano café fue encontrado en la vía pública por un ciudadano en San Nicolás; se dio a conocer que esta persona lo llevo a una clínica particular, misma que dio aviso a la PROFEPA, quienes apuntaron que el animal presentaba buenas condiciones físicas, por lo que se procedió a reincorporarlo a una parvada de pelicanos ubicada en el Río Santa Catarina, en los límites de los municipios de Juárez y Cadereyta.

El órgano de protección al ambiente informó que estas aves, actualmente se encuentran en tiempo de migración hacia zonas costeras.

En tanto, la lechuza de campanario fue reportada por un ciudadano, ésta se localizó en el centro de Guadalupe y al detectarla con daños físicos se traslado a la veterinaria de Protección Animal de San Nicolás para su atención médica y recuperación con el fin de reincorporarla a su hábitat.

En cuanto a la aguililla de Swainson y la aguililla cola roja, fueron rescatadas en diferentes acciones, se encontraban heridas por lo que fueron trasladadas a la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA).

Ante ello, la Profepa pidió a la ciudadanía, a reportar cualquier avistamiento de animales silvestres en zonas donde no es común encontrarlos.