Saldos de la elección del 2 de junio de 2019

Por José Alfredo Pérez Bernal / Ex Presidente estatal del PAN y Regidor en el Ayuntamiento de Monterrey

El domingo 2 de junio, se efectuaron elecciones en seis estados de nuestro país, para Gobernador en Baja California y Puebla (proceso extraordinario por el lamentable accidente y muerte de la Gobernadora Martha Ericka Alonso), y para renovar alcaldías en Aguascalientes, Durango y Baja California, donde además se renovó el Congreso local en esta última entidad al igual que en Quintana Roo y Tamaulipas.  S in duda alguna fue un proceso que despertó interés en la clase política, así como entre analistas y expertos electorales para observar el comportamiento del fenómeno AMLO (Andrés Manuel López Obrador) y de su partido MORENA, que al día de hoy no pueden desasociarse por que están para bien o para mal mimetizados en un solo ente político, de lo anterior habría que decir varias cosas:

La primera sería resaltar qué a diferencia del proceso de julio del 2018, la votación se esperaba previsiblemente más baja, sin embargo es de llamar la atención que en Durango acudió a votar el 44% del padrón (la más alta participación de toda la jornada) contra apenas un 22% en Quintana Roo (la más baja). Sin duda el reciente proceso del año inmediato anterior, afectó el comportamiento de los electores, pero el bajo número de participantes es un factor que no conviene a nuestra democracia y que tendremos que seguir insistiendo en que se materialice la concurrencia de todos los procesos a la brevedad, por economía (costo de las elecciones) y para incrementar el interés y la participación de los ciudadanos en los comicios.

La segunda situación a remarcar, es que a pesar del peso específico del fenómeno AMLO/MORENA que en seis meses de gobierno federal, tiene aún un peso e influencia notoria y le alcanza para ganarle al PAN dos gubernaturas que tenía en su haber (Puebla y Baja California desde hace 8 y 30 años respectivamente), pero no fue suficiente para ganarle en Aguascalientes y Durango (en esta última gobernaba MORENA), y el Congreso de Tamaulipas, donde el PAN alcanza 21 de los 22 distritos locales en disputa.

La tercera cosa por resaltar, es que se podría decir, que era previsible para muchos afirmar, que había una percepción, sin duda alguna de que el fenómeno AMLO/MORENA arrasarían las elecciones del pasado domingo, sin embargo, al tener un conteo del PREP (conteo preliminar), se contabilizan en la sumatoria total de todos los votos en los seis estados, un total para el PAN de 1millón 295 mil 236 votos mientras que MORENA obtiene 1 millón 133 mil189 votos totales. En un comparativo partido vs. partido, el PAN  obtiene 162 mil 047 votos más que MORENA. El gran rezagado de la contienda es el PRI con 585 mil 847 votos totales.

 El cuarto aspecto por señalar, es que las alianzas y coaliciones terminarán por ser un factor clave para futuras elecciones y que podrán determinar triunfadores y derrotados en los próximos comicios. No hay adversario pequeño, que con su nicho de electores sumado a las grandes fuerzas políticas pueda hacer la diferencia hacia un bando o al otro. Un ejemplo, de acuerdo al conteo preliminar del domingo, entre la suma del PRD, PT, PVEM y MC obtuvieron 873 mil 303 votos. Así que las estrategias de sumas y restas no podrán pasar por alto estas fuerzas políticas.

 El quinto punto por hacer notar, es que sin duda, el fenómeno AMLO/MORENA no es invencible, el desgaste en el ejercicio del poder público, con saldos a favor y en contra, pasa factura y elector cobra. Mientras tanto el PAN se consolida como La alternativa, la oposición que contrasta, la única capaz de hacer contrapeso al poder cuasi-hegemónico que se le atribuye al fenómeno AMLO/MORENA.

El PAN está vigente y por el bien de la democracia es una excelente noticia.

Contacto: japerezbernal@gmail.com

Twitter: @japbnlmx