Se conmemoran 50 años del lanzamiento del Apollo 11

Por Arturo González

Estados Unidos.- Hace 50 años tres astronautas comenzaron su viaje a la Luna, algo que en aquel entonces resultaba un suceso imposible y que solo podía ocurrir en las películas de ciencia ficción.

El cohete Saturno V, lanzó a Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michzael Collins desde Florida a cumplir esta misión que se concretó el 20 de julio de 1969 cuando el modulo lunar Eagle tocó suelo en la superficie de la Luna. Al día siguiente Armstrong y Aldrin lograron caminar sobre nuestro satélite natural.

Seis horas y media después del alunizaje, los astronautas estaban preparados para salir del Eagle que los llevó hasta la superficie de la Luna. El primero en hacerlo fue Armstrong, quien mientras descendía por las escaleras activó la cámara de televisión que retransmitió imágenes a todo el Mundo.

Una vez hecho esto, describió a la sala del Centro Espacial Johnson en Houston lo que veía, y al pisar el suelo a las 2:56 horas del 21 de julio de 1969, Armstrong dijo la famosa frase: Un pequeño paso para para un hombre, un gran salto para la humanidad.

Los astronautas recorrieron el terreno por más de dos horas, trasladando 22 kilógramos de muestras de suelo y rocas lunares e instalando instrumental científico para detección de sismos, particulares solares y un reflector láser.

El 24 de julio, los tres astronautas lograron un perfecto amerizaje en aguas del Océano Pacífico, poniendo fin a la misión.

Sin embargo, esta celebración revela una realidad. Ni Estados Unidos ni ningún otro país ha sido capaz de volver a la Luna desde 1972, año de la última misión de Apolo. Desde entonces solo máquinas han pisado suelo lunar.

En 1989, el ex presidente George Bush prometió hacerlo, así como su hijo el también ex mandatario estadounidense George W. Bush en el 2004, quien aseguró que iría más allá: a Marte.

El presidente Donald Trump volvió a lanzar la carrera por reconquistar la Luna y retomar la idea de explorar Marte, tras asumir el mando de los Estados Unidos en 2017, algo que ha creado incertidumbre en la NASA.