Se hubiera ahorrado el viaje

Por Hernán Salinas Wolberg
Diputado Federal por el PAN

Nada le dejó a Nuevo León la visita de ayer del Presidente. No hubo ningún anuncio de nuevos proyectos de inversión, ni de los apoyos para la reconstrucción de los daños causados por Hanna ni de montos a invertirse en la Refinería de Cadereyta.

La promesa presidencial de apoyar la Línea 3 del Metro ya ni mencionarla, porque quizás ya se le olvidó. Los resultados de esta visita para el estado y nada son dos nadas.

En los últimos días el clamor social se centró en la contaminación que genera la Refinería de Cadereyta y su impacto en la calidad del aire. Muchos y muy diversos colectivos se manifestaron exigiendo acciones concretas para atender el problema.

Hay voces que piden su reubicación, otras piden que se invierta en mantenimiento preventivo y correctivo y nueva tecnología para eliminar sus emisiones. A los primeros les contestó que no se cerraría (no nos sorprende), pero lo que sí es un insulto a los neoloneses fue decir que las emisiones están dentro de la norma.

El primer paso para solucionar un problema es reconocer que existe, para López Obrador no hay ningún problema en la Refinería, por ello no tendremos el apoyo presidencial para resolverlo.

Esto es muy preocupante porque todos los datos de expertos apuntan a que sí hay un problema sólo que él tiene “otros datos”. Para muchos el tema obviamente no termina y seguiremos luchando para lograr el objetivo porque nos merecemos aire limpio en Monterrey.

Al ver el resultado de la gira, AMLO se pudo haber ahorrado el viaje suyo y de los dos aviones de la fuerza área que lo acompañaron porque por lo menos a Nuevo León nada bueno ni tangible le quedó de su visita.

Twitter: @HernanSalinasW