Siguen protestas por aumento en servicios en Argentina

 

Por Notimex

Buenos Aires.- Las protestas en Argentina contra el aumento de tarifas en los servicios públicos y del transporte, que se han registrado en las últimas semanas, continuarán los próximos meses con “cacerolazos” y marchas de antorchas, señalaron los organizadores.

La víspera, la población participó en el tercer “cacerolazo” en lo que va del año en Buenos Aires y otros puntos del país para protestar por los despidos y en vísperas de que se aplique un nuevo tarifazo al transporte público, de carga, de trenes y peajes, lo que elevará el costo de los alimentos y otros productos.

Las manifestaciones, convocadas por sindicatos, organizaciones políticas y sociales, agrupaciones barriales y de consumidores de Argentina, son una muestra de rechazo a los “tarifazos” anunciados por el gobierno del Presidente Mauricio Macri a finales de 2018.

El Ejecutivo anunció a finales del año pasado aumentos de 40 por ciento para el transporte público, 35 por ciento al gas, 50 por ciento al agua y 55 por ciento a la electricidad.

En lo que va del gobierno de Macri, los precios de los servicios públicos se han incrementado más de 3 mil 500 por ciento, según el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda.

Ese incremento ha sido “el más abrupto de la historia argentina, por su magnitud y velocidad de ejecución”, indicó la institución, que alertó: “la población no puede seguir soportando el ajuste”.

“Tenemos un sistema energético, un mercado de alimentos y un mercado inmobiliario dolarizado. Mientras el ingreso familiar va detrás de la inflación y no alcanza a los constantes aumentos de los alquileres, los alimentos y los servicios públicos”, indicaron los organizadores.

A principios de mes, la dos centrales de Trabajadores de Argentina (CTA) y la Federación de Camioneros anunciaron acciones judiciales y penales contra el aumento de tarifas de los servicios públicos, y convocaron a protestar en las marchas de antorchas todos los jueves de enero y febrero, bajo la consigna “Basta de tarifazos”.

La primera marcha se llevó a cabo el jueves pasado en Buenos Aires, una acción a la que se unieron las organizaciones peronistas, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) y la Asociación Bancaria, entre otras.

La organización Barrios de Pie se movilizó a la Secretaría de Energía en rechazo a los aumentos de los servicios públicos, que se prevé sean de 55 por ciento en 2019, e instaló allí una olla popular.

Las CTA anunciaron que el próximo 17 de enero habrá otra manifestación en Rosario, el 24 en Mar del Plata y el 31 en Mendoza, y en febrero continuarán las protestas, sin que se hayan precisado las fechas y lugares.