Síntomas obsesivos-compulsivos del mexicano

Por Julia Gallegos Guajardo / Profesora-Investigadora de la Escuela de Psicología de la UDEM

En Nuevo León llevamos a cabo un estudio de investigación para explorar la validez de un instrumento de auto-reporte que nos permita medir síntomas del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) en población mexicana.

El TOC se caracteriza por la presencia de pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos que causan un impedimento en la funcionalidad del individuo, así como en sus habilidades interpersonales deteriorando la calidad de vida. La autora principal del estudio es la Doctora Beatriz Treviño de la Garza, quien realizó esta investigación como tesis para obtener el grado de Maestría en Psicología Clínica por la Universidad de Monterrey.

Como coautores nos encontramos el Doctor Noah Berman de College of the Holy Cross, el Doctor Brian Fisak de la Universidad de Florida Central, la Doctora Norma Ruvalcaba de la Universidad de Guadalajara, y una servidora. Para la adaptación cultural del instrumento Dimensional Obsessive Compulsive Scale (Escala Dimensional Obsesivo Compulsivo) seguimos los lineamientos indicados por la Organización Mundial de la Salud, en donde se llevó a cabo la traducción al español, luego se convocó a un panel de seis expertos para que evaluarán el instrumento, en base a los comentarios del panel experto se hizo la retro-traducción y posteriormente se llevó a cabo el pilotaje del instrumento con un grupo pequeño de adultos.

Posteriormente, la versión adaptada del instrumento, llamado DOCS-M, se aplicó junto con otros instrumentos relacionados con TOC a una muestra de 457 estudiantes universitarios.

Los resultados del estudio muestran que el DOCS-M cuenta con la misma estructura que el DOCS en versión original. Lo que sugiere que para la población mexicana se mantienen las cuatro dimensiones que evalúa el instrumento original: preocupaciones relacionadas con gérmenes y contaminación, preocupaciones relacionadas con causar daño, provocar lesiones o traer mala suerte, pensamientos inaceptables/prohibidos y preocupaciones sobre simetría y la necesidad de que las cosas estén “bien” o “como tienen que estar”.

El instrumento para población mexicana también mostró buenas propiedades psicométricas, así como relación significativa con los otros instrumentos relacionados al TOC, lo cual sugiere que es un instrumento confiable y válido para identificar sus síntomas. Los resultados del estudio, así como el instrumento se encuentran disponible en el Journal of Obsessive Compulsive and Related Disorders bajo el título “Validation of the Dimensional Obsessive-Compulsive Scale for Mexican Population”. En las próximas colaboraciones estaré compartiendo sobre otras investigaciones que realizamos dentro del Laboratorio de Salud Mental y Bienestar de la Escuela de Psicología.

Contacto: julia.gallegos@udem.edu