Murió la leyenda del humor