Napoleón lamenta que no se valore la figura femenina