Todos estamos hackeados

 

Por Carlos Serna Gámez / Profesor de Seguridad de la Información en la carrera de Criminología de la Facultad de Derecho y Criminología (FACDYC) de la UANL

Todos estamos hackeados, de una u otra manera. ¿No les ha pasado que hablan de algo con alguien más y, después de la plática, en sus redes sociales y navegadores de internet aparecen anuncios promocionando el tema platicado? Y lo interesante es que nosotros mismos aceptamos ese grado de intrusión cuando autorizamos a Siri o Alexa para que nos escuche sin restricciones.

Aquellas intrusiones que no autorizamos, como los coronavirus de la red, son las más desagradables porque además de sabotear nuestros aparatos, agreden nuestra autoestima. Cuando se es víctima de estas circunstancias inevitablemente nos invade la pena y la vergüenza, como en el caso de un fraude, sobre todo cuando la retrospectiva demuestra que la prevención contra ese incidente pudo haber sido sencilla y económica, muchas veces hasta gratuita.

Y esa falta de prevención, en nuestra esfera personal, de trabajo o de negocios es lo que provoca que todos seamos un blanco fácil de crímenes informáticos, porque la falta de cultura evita que tomemos las medidas más elementales para proteger nuestra actividad digital, como restringir a Siri. En nada ayuda que las empresas que prestan servicios de ciberseguridad carezcan del permiso para hacerlo conforme a las leyes de seguridad, pues abusan y mal usan los datos registrados durante la prestación de servicios. Los buenos muchas veces resultan ser los malos, por falta de supervisión.

Pero realmente lo peor del caso es que, por más proficientes que seamos con las tecnologías, pocas veces entendemos realmente las implicaciones de su uso, como lo es por ejemplo obsequiarle nuestros datos personales a las redes sociales. Nadie lee los términos y condiciones y todos descargamos aplicaciones sin verificar lo que hay detrás de ellas. La falta de cultura, esa es la principal falla de la ciberseguridad en México, y por eso estamos todos hackeados.

Contacto: carlos@sernagamez.com

Facebook: https://www.facebook.com/c.sernagamez/

Twitter: @sernagamez