Tutela Cautelar

Por Arnulfo Gerardo Flores Villarreal / Presidente del Colegio de Notarios Públicos del Estado de Nuevo León

Una de las recomendaciones legales para las personas de la tercera edad o que se encuentran en su etapa de jubilación y que tiene cierto patrimonio, es tener instituida sobre su persona la Tutela Cautelar.

La Tutela Cautelar es una figura legal que la ley permite a los ciudadanos en pleno uso de sus facultades mentales, nombrar a un representante legal quien se hará cargo de su persona y de su patrimonio, representándolo como si fuera él mismo, cuando se presenta una incapacidad o discapacidad originada por enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico, psicológico o sensorial que les impida gobernarse por sí mismos o no puedan manifestar su voluntad por algún medio.

La ley señala, que como mínimo, se establezca en el otorgamiento de las facultades que el que el Tutor tome las decisiones convenientes sobre el tratamiento médico y el cuidado de salud, sin embargo, la persona podrá otorgar los poderes que considere conveniente para que su representante haga frente a cualquier situación que se presente durante la incapacidad.

Las facultades que se otorgan en la Tutela Cautelar, son las que regularmente conocemos cuando se otorgan poderes, con la salvedad que estás facultades solo serán operables hasta que se determine por un médico que la persona padece de la incapacidad que le impida gobernarse por sí mismo.

Los poderes que se pueden otorgar al representante cautelar puedes ser especiales o generales, de dominio, para pleitos y cobranzas o de administración, o los tres conjuntamente, todo dependerá de las necesidades y del caso particular de cada persona.

El cargo que se confiere con la Tutela Cautelar puede ser revocado en cualquier momento, y tendrá plena eficacia jurídica mientras dure el estado de incapacidad, y al fallecer el otorgante dejará de tener efectos jurídicos.

Solo hay que acudir ante notario con un certificado de médico especialista acorde a la edad y circunstancias de la persona que pretende otorgar la Tutela Cautelar, donde se haga constar que se encuentra en pleno goce de sus facultades mentales y en plena capacidad de autogobernarse.

El cargo de Tutor tiene una retribución que se deja establecida en el mismo Instrumento que se otorga y puede dejarse Tutores sustitutos para el caso de renuncia o muerte del Tutor titular.

Página web: http://cnpnl.org.mx
Correo: contacto@cnpnl.org