Una broma la inhabilitación

Por Ilse Galván

Monterrey.- Para el activista Daniel Butrille la inhabilitación de cuatro ex funcionarios estatales de primer nivel entre ellos Juana Aurora Cavazos, por haber otorgado incentivos económicos de manera irregular a la empresa Siderúrgica de Linares, es una broma de mal gusto por parte de la actual administración estatal de Jaime Rodríguez Calderón.

El integrante de Evolución Mexicana consideró que estas acciones no fueron hechas a tiempo y pide que al menos la ahora diputada federal sea removida de su cargo.

Butrille mencionó que este anunció de inhabilitación es solo un “dulce” que da el estado a la ciudadanía.