Usa Facebook para estafar a decenas de regios

Por Edith Balvaneda

Monterrey.- Si usted es de los que suele comprar boletos para espectáculos e incluso celulares a través del Facebook, ¡Tenga mucho cuidado!, porque hay quién se está dedicando a estafar por este medio.

De acuerdo a la denuncia que un grupo de jóvenes realizó de forma anónima a Dominio Radio, hay un hombre que lleva años defraudando a los neoloneses.

Esta persona contacta por medio de grupos de Facebook a sus víctimas y les ofrece boletos, celulares o lo que deseen obtener en ese momento; les pide un adelanto económico para poder separar su pedido.

La persona actúa de forma tan astuta que hace que confíen en él y una vez que logra el deposito desaparece y no vuelve a contestar llamadas o mensajes.

En particular, los jóvenes que hicieron esta denuncia pública, estaban buscando boletos para el evento Pa’l Norte 2017 y fueron defraudados con 2 mil 100 pesos, montó efectuado para el supuesto depósito de separación.

Esta cantidad fue transferida a una cuenta de Banamex a nombre de Alejandro Vázquez.

Al no recibir alguna comunicación por parte de esta persona, fue que se dieron cuenta de que habían sido defraudados y que el sujeto no existía.

Los jóvenes que decidieron quedar en el anonimato, entregaron a Dominio Noticias pruebas para demostrar su dicho, como son las conversaciones en audio que sostuvieron con el defraudador y además los chats de Facebook, donde se lee claramente que el hombre usa un tono comprensivo, justificando la desconfianza de las personas y a través de una conversación ligera y educada, se gana su confianza.

Al darse cuenta que habían caído en la estafa, una de las jóvenes decidió alertar a sus amigos de Facebook, y se dio cuenta que al menos 60 personas han sido estafadas en diferentes ocasiones por el mismo hombre con cantidades que oscilan entre los 2 mil y 6 mil pesos, a lo largo de los últimos años.

Debido a que el fraude no es un delito que se persiga de oficio, tanto la joven como sus amigos decidieron interponer una denuncia por separado, para que la Procuraduría de Justicia pueda abrir la investigación y atrapar al presunto criminal.