Viven ciudadanos pesadilla para llegar al trabajo

Por Karla Omosigho

Monterrey.- A pesar que el Instituto de Movilidad y Accesibilidad del Estado, planteó la reducción de los horarios del transporte público como una medida para evitar la propagación del COVID-19 y disminuir las aglomeraciones, en el primer día que se implementó dicha medida, ciudadanos tuvieron dificultades para llegar a laborar a su trabajo.

Imágenes difundidas por redes sociales, se pueden ver que en la estación del Metro Cuauhtémoc, se encontró abarrotada durante la mañana, inclusive, hasta las escaleras eran usadas como punto de espera para el Metro que los llevaría a su destino, además, ciudadanos denunciaron que este tardaba más de 15 minutos para pasar. Situación que se repitió en diversas estaciones.

También los usuarios de las rutas urbanas se vieron afectados por esta medida, debido a que los camiones iban abarrotados, desobedeciendo las indicaciones que ha dado la Secretaría de Salud del Estado sobre la distancia que debe de haber entre cada individuo.

Otras muestras de preocupación por parte de los neoloenses que se disponían a trabajar, fue el llegar tarde y la disminución de su suelo por este retardo.

Además, usuarios comentaron que taxistas subían la tarifa al momento de llevarlos a su destino o las aplicaciones móviles resultaban muy costosas para ellos.

Recordemos que de lunes a viernes la primera salida de los transportes públicos en general es a partir de las 5 am y termina a las 9 de la mañana. Mientras que el horario vespertino, empieza a las 4 pm y termina a las 9 de la noche.