Vocación para servir

Por Ramiro González Gutiérrez / Coordinador de la bancada de Morena en el Congreso del Estado

En un país como el nuestro la pobreza es como señala la ONU “un problema de derechos humanos. Entre las distintas manifestaciones de la pobreza figuran el hambre, la malnutrición, la falta de una vivienda digna y el acceso limitado a otros servicios básicos como la educación o la salud.”

Dentro del proyecto de nación que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador destaca la orientación de los recursos públicos para beneficiar directamente a las personas que más lo requieren. Ello es muestra de un enfoque centrado en el bienestar. Pero un bienestar que descansa sobre una profunda transformación social que está detonando las capacidades de nuestras comunidades.

¿Cómo pensar en que millones de niños superaran sus condiciones de pobreza si no contaban con lo mínimo indispensable para acudir a las aulas? ¿Cómo hablar de futuro sin alimentación? ¿Cómo aprovechar la experiencia de nuestros abuelos si no contaban con acceso a la salud o podían cubrir sus necesidades básicas?

En un país tan diverso como el nuestro resultaba contradictorio que muchas de las comunidades con mayor rezago fueran a su vez las que mayores riquezas naturales y culturales posean. Faltaba voluntad para encauzar ese potencial; gracias a la decisión de más de 30 millones de mexicanos esa voluntad llegó con la Cuarta Transformación.

En los programas que desde el primer día de gobierno están operando se ha logrado un impacto sin precedentes, beneficiando a millones de niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores. Programas como las Becas para el bienestar Benito Juárez, la Pensión para Adultos Mayores, entre otros, están rompiendo paradigmas y llevando oportunidades reales de superación. Hoy la política social se enfoca en sujetos colectivos para detonar el desarrollo de las comunidades más pobres. El asistencialismo tradicional se está transformando en el bienestar de las familias.

Como nunca antes en la historia de México la voluntad de servir es el motor que mueve el presente y que construye el gran futuro que anhelamos para todos.

Contacto: ramirogonzalez@hcnl.gob.mx